lunes, 30 de enero de 2012

5.1 Reproduciendo (y compartiendo) la música

 La música siempre se ha compartido, es una de las mejores maneras de mostrar todos los sentimientos guardados o reprimidos, las partituras, las obras de todos los geniales compositores eran reproducidas en salas de concierto.

Hoy en día, es muy común encontrar de manera más sencilla aquella canción que hemos encontrado interesante en la radio o en la televisión y numerosas orquestas sinfónicas han grabado por años, desde que se inició el registro de sonido, todas aquellas obras magistrales para compartirlas por todo el mundo.

El registro del sonido es la evolución de los procesos de grabación y reproducción del sonido de manera artificial (generalmente sonido dentro del espectro audible), que ha creando el ser humano. Se fue y se va renovando a través del tiempo. En la última década los avances tecnológicos permitieron dar grandes pasos con respecto a la calidad, la vida útil del soporte, como la durabilidad del sonido registrado.

El primer artefacto que surgió que era capaz de registrar sonidos en un medio visible fue llamado fonoautógrafo, en 1857, posteriormente Thomas Edison creó su fonógrafo, el cual se covirtió en el primer artefacto en poder grabar y repoducir sonido. Justo en esa época se comenzó a proyectar el magnetófono de alambre. Pero cuando surgió al mercado este invento, le sucedió lo mismo que al fonógrafo, siendo remplazado por el gramófono y el magnetofón de cinta respectivamente. Con la llegada del microsurco en los discos de gramófono y la nueva velocidad de 33 RPM, se alcanzó a una calidad de sonido mucho mejor, y se reemplazó los discos anteriores que tenían muy poca duración y baja calidad. En 1979 se inventó el CD,  fue el primer formato digital para audio, con el paso del tiempo terminó desplazando al disco de vinilo y también al casete de audio. Por 1986 los científicos Brandenburg, Popp y Grill comenzaron a desarrollar el formato MP3. Años más tarde en 1995 Brandenburg lo usó por primera vez en su propio ordenador. En el siglo XX aparecen los discman junto a los reproductores autónomos o también llamados MP3, porque precisamente son capaces de reproducir dicho, esta tecnología termino desplazando a los walkman.

En la actualidad casi todos los formatos de grabación y reproducción de sonido son digitales. Aunque haya gente que aún disfruta de escuchar en soportes de sonido más antiguos, como los discos de vinilo o los casetes, estas personas se les conoce como audiófilos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada